Cuánto Cuesta la Belleza?

Vivimos en una sociedad en la que en cada momento parece más y más importante tener una imagen y la completa belleza que permanezca interiormente de los cánones aceptados; mujeres ( y muchísimos hombres, y en aumento) preocupadas por su aspecto, por tener un rostro que casi llegue a la perfección. Yo, sin considerarme todavía una mujer por eso de que parece que la palabra me quita juventud, vivo en ese mundo lleno de cremas y tónico faciales, contornos de ojos, lociones, bases y prebases de maquillajes, sobras de todo tipo y una infinidad de productos.

Adicción a los productos de Maquillaje

Cinco sombras de ojos con el mismo tono y del mismo color, pero de distintas marcas; labiales casi idénticos de distintos precios para supuestas ocasiones distintas y montones de bases de make up que perecen de ayer por su estado nuevo; y es que ¿qué sentido tiene el comprar doce cremas corporales cada mes?, ¡mi rostro no es capaz de absorber esa cantidad de producto!. ¿Qué sentido tiene comprar montones de productos de manos. ¿Simple coleccionismo?, ¿felicidad momentánea?, ¿tranquilidad por asimilar que tienes un producto en casa, pero que realmente no lo vas a utilizar para que no se termine?. ¿Qué sentido tiene el coleccionismo de productos perecederos como son los cosméticos?, y sobretodo productos que están tan en constante cambio…, que ahora le añaden aceite de argán, luego lo mejor es el karité, y antes el grasa de almendras dulces… ¿Tiene alguna razonamiento?.

¿Que opináis sobre esto?

El precio de la perfección

Lo que se investigación con la cosmética, la belleza y todo esto, es, de alguna forma, acercarnos más a lo que para nosotras es la perfección estética o la belleza absoluta. Vernos más guapas, mejor; aunque no creamos que somos o estamos perfectas, pero la dirección es esa.
Existen montones de marcas que ofrecen sus productos para todos estos fines, resaltando las de mayor prestigio como pueden ser Chanel, L’ancôme, Dior, Mac Cosméticos, Bobbi Brown y tantísimas otras. Los precios de las marcas más prestigiosas me parecen realmente desorbitados (Al menos yo no puedo acreditar doscientos euros por una crema facial), pero comparto y apoyo el desembolso en ello. Si cierto quiere destinar esa cantidad de dinero a ese producto, consumado.
Estoy de acuerdo con la innovación, por lo que respaldo totalmente la negocio de productos de marcas líderes aunque yo no pueda permitírmelo en muchas ocasiones o crea que a menor precio hay igual o mejores..
Ahora admisiblemente, chicas coleccionistas y poseedoras de cajones y cajones (y más cajones) de productos de cosmética y maquillaje. Si tenéis los Meteoritos de Guerlain… ¿Para qué os compráis los de Kiko y los de doscientas marcas más si no son mejores que los primeros?, ¿Para qué os compráis un barra de labios rojo pasión de NYX y otro en Sephora teniendo un buen rouge de Dior?. Repito, ¿puro coleccionismo?

Ideas que aunque algo desorbitadas o manteamientos de una bloguera que piensa que cada vez estamos más enganchadas a el maquillaje y la belleza en general.

¿Qué pensamiento tienes tu?

Comentar