Implantes de Pestañas y Cejas

A veces las causas que originan la perdida de pestañas o pelos en las cejas es causadas por los productos químicos que solemos utilizar como tintes, mascarillas, una mala limpieza posterior de ellas, etc.
También influye mucho la carga genética como el exceso de depilación, enfermedades y tratamientos como la quimioterapia.

Algunos accidentes como las quemaduras, pueden eliminar del rostro cejas y pestañas. Al igual que enfermedades y defectos congénitos. Las cejas y las pestañas son importantes para la simetría de el rostro .

Se considera la misma técnica que desde hace tiempo se aplica como tratamiento para la alopecia, en la que se extraen cabellos del dominio de la cogote, y se los inserta en la zona que se quiere retornar a poblar de nuca. En el caso del microimplante de pestañas y cejas, será allí donde se coloquen los bulbos pilosos.

Esta técnica debe ser realizada solamente por cirujanos plásticos, ya que tiene características quirúrgicas, más allá de su sencillez. Es por ello que solamente se realiza en clínicas especializadas, y no en todas ellas se ofrece esta alternativa, sin bloquear la opción existe. Es igualmente el cirujano el que elige el madeja de acuerdo a su color y espesor, que más se asemeje al de las cejas, de allí los extrae y los recoloca en la zona de cejas.

Con anestesia local, se realiza la disección microscópica de cada vello o injerto, indiviso por inseparable. Se debe tener en cuenta el ángulo y dirección de crecimiento, imitando el vello natural, situando cada vello incluso de manera individual en la pestaña o ceja. Se aísla el mechones de modo tal que queda rodeado por un tejido intrascendente. Con una aguja en forma de media-luna, se enhebra el guedeja en y se coloca en el párpado o zona de cejas, en una incisión curva, siguiendo la misma orientación de la pestaña o ceja flamante. La idea, en el caso de la ceja, es darle una forma óptima. Se microimplantan de 25 a 30 cabellos por pestaña, y un poco más en las cejas. El procedimiento dura de una a tres horas.

Tras realizar el procedimiento hay que evitar la exposición al sol en la zona tratada y tomar algunas antiinflamatorios de los habituales, a lo sumo puede activo poco de molestia o ardor en las zonas intervenidas, pero es tolerable y desaparece tras un pareja de días.

Como mantenimiento, hay que recortar cejas y pestañas con prolijidad y cuidado una ocasión a la semana. En el caso de las pestañas, es de suma utilidad contar con una pinza rizadora – incluso vienen algunas térmicas que dan mejores resultados – y desde luego la máscara de pestañas hace que el implante se luzca mucho más.

No todas las personas son buenos candidatos para la cirugía, sin embargo quienes se la han realizado han estado felices por los espectaculares resultados. Recuperan confianza a la hora de exponer su rostro a los demás, y sin dudas que suma mucho a la autoestima de la persona.

Comentar