Mascarilla de Arándanos para Nuestro Cutis

Su tamaño diminuto, su delicioso sabor y ese color rojo pasión guardan una propiedad excelente como es la antioxidante. Perfectos para una mascarilla anti edad aportando vida a las pieles maduras y no tanto.
Como ya sabéis los causantes de las arrugas con los temidos radicales libres, estos se pueden ir eliminando usando mascarillas antioxidantes ya sean de arándanos, gelatina, uvas negras y zumo de pomelo. También aportan vitamina A y C que nos ayudan a producir colágeno.
Antes de usar esta mascarilla debemos de probar si no nos da alergia colocando una porción de ella en la parte interna del brazo. Si no presentamos rojeces pasadas unas horas, podemos empezar a limpiar el rostro con jabón para él o leche limpiadora, etc.

Ingredientes para esta Mascarilla Casera:

1 taza de arándanos frescos
1 taza de uvas negras sin semillas
2 cucharaditas de jugo de pomelo
1 sobre de gelatina sin sabor

Antes de nada debemos lavar toda la fruta para evitar posibles restos. Licuamos o batimos lo mejor posible la futa hasta conseguir una mezcla pastosa. Incorporamos el resto de ingredientes.
Colocamos en un bol la mascarilla y tapamos con film transparente y a la nevera unos 35 minutos hasta que espese. Una vez pasada este tiempo podemos retirarla de nevera y dejarla fuera 10 minutos para que no esté tan fría.
Aplicamos nuestra mascarilla casera en el rostro y nos relajamos unos 15 minutos. Pasado este tiempo retiramos con un papel y después lavamos solo con agua tibia.
Este mascarilla es aconsejable usar unas dos veces por semana.

Comentar