Salud: Mejora La Circulación de tus Piernas

mala-circulación

Hoy hablaremos de los efectos que ocasiona una mala circulación y algunas medidas que se deben tomar en cuenta si quieres mejorarlo.
La mala circulación en nuestras piernas es un problema de salud que no solemos poner mucho remedio ante él en sus primeras fases. Esto es fundamental que aunque no sintamos dolores y solo veamos que nuestras piernas se hinchan o que tenemos anualmente un crecimiento notable de varices, pesadez en la piernas, celulitis y incluso hemorroides. Estos efectos van avanzando con los años y con el no tratamiento o la mejora de nuestra salud.

Los efectos más destacados causados por la mala circulación son las varices, hemorroides, pesadez, celulitis, hinchazón de los pies, calambres nocturnos y frío en manos y pies.
Los alimentos que se aconsejan comer para evitar estas dolencias y mejorar la mala circulación se mencionan a continuación:

El potasio favorece la exterminio del agua, quienes padecen de piernas hinchadas deben comer nutrientes que lo contienen como los frutos secos, cereales integrales, pescados, carne y plátanos.
Los antioxidantes protegen contra los radicales libres que dañan las paredes de las arterias y venas. Aún favorecen la buena circulación y mantienen el buen estado de los vasos sanguíneos, las comidas correctas deben contener frambuesas, zanahorias, cítricos, uvas, espinacas y tomates.
La fibra es ideal por que no aumente la presión intestinal y el colon no se sobre esfuerce. El salvado de trigo tanto en cereales como molido valdría, las verduras, hortalizas y frutas desecadas como las ciruelas y pasas son ideales.
El agua facilita la matanza de toxinas, si no se bebe la cantidad necesaria por día, la velocidad de la parentesco se ve disminuida. Los zumos, licuados, sopas e infusiones son otras maneras más atractivas de consumir agua sin darse cuenta.

 

Los alimentos que perjudican a la salud de nuestras piernas son:

Las grasas saturadas son el enemigo fundamental de la circulación, el exceso de tocino aumenta los niveles de colesterol, hace la sangre mas viscosa provocando innumerable cantidad de cuestión de bien estar. Se debe evitar la mantequilla, embutidos, comidas precocinadas y productos de pastelería.
El sodio hace que se retenga mucho de lo que vivamos, no se debe tomar sal, las patatas fritas, las sopas en sobre, aceitunas, quesos curados, embutidos y salsas.
Las comidas picantes, el alcohol, el chocolate, el café y los dulces predisponen a dilatar las venas lo cual hace que se empeoren las hemorroides y las varices.

Recomendaciones generales: La actividad física es muy aconsejable que aquellas personas con más de unos problemas circulatorios o que venga de herencia, ya que el constante ejercicio hace que se mantengan las piernas en movimiento, lo que pone en marcha la irrigación sanguínea. Galopar, caminar, correr, bailar, practicar ciclismo o buceo marcarán la diferencia y se notarán los cambios.

Espero que la información os haya servido y solo recomendar que aunque penséis que aun os queda años por delante es mejor empezar a cuidar la salud de vuestras piernas desde el momento que veis que podéis sufrir de mala circulación.

Comentar